Kickboxing

 

El Kick Boxing proporciona importantes beneficios a las personas que lo practican. Además de mejorar el fondo físico general, es un deporte altamente estimulante en el que se mejora la capacidad de coordinación y la disciplina. Desde un punto de vista psicológico, con la práctica del Kick Boxing se consigue un nivel de relación y descarga de adrenalina muy importante y que constituye uno de sus principales atractivos como actividad deportiva.

Las clases estan estructuras en tres partes: tras un calentamiento inicial de 15 minutos de duración y que puede ser de carácter técnico o físico se pasa a una segunda parte de estiramientos. A continuación tiene lugar la tercera parte del entrenamiento, la parte central y más importante de la clase al ser en la que se trabaja de manera más concreta la técnica de Kick Boxing como deporte de contacto: técnicas, trabajo de guantes (combates por asaltos), físico, trabajo con escudos y manoplas y para concluir estiramientos o abdominales.